Por Gabriela Faz

Este 14 de junio de 2019 se celebra en el Tec de Monterrey el inicio de las actividades que dieron origen a lo que hoy conocemos como educación a distancia, y por ello, Beatriz Palacios, directora de Innovación Educativa, comparte su experiencia y visión del uso de tecnología y el papel trascendental que ha jugado en la educación del país.

Al reflexionar sobre el camino recorrido durante estos 30 años de educación a distancia, Palacios comenta que se puede considerar que esta modalidad educativa, fue el pretexto perfecto para que el Tec diera fuerza y formalizara acciones para aprovechar más la tecnología como un medio que podía enriquecer los modelos educativos.

“El Tec nació hace 75 años y a lo largo de su historía ha sido pionero en el uso de la tecnología y en la creación de programas para preparar profesionales en esta área. Lo que hoy estamos celebrando son los 30 años de haberle encontrado un sentido muy fuerte al uso de la tecnología para la educación y la vivencia de los alumnos; el surgimiento de la educación a distancia fue el inicio de un gran recorrido de la institución para crecer en experiencias educativas aprovechando la tecnología y enfocadas a ofrecer las mejores experiencias a nuestros alumnos, destacó.

“Durante este tiempo la educación a distancia se ha podido expandir hacia diversas vivencias y eso, aunado con el crecimiento en el uso de tecnología en todos los contextos, ha permitido que cada vez más se borren barreras entre los programas de educación a distancia y los programas presenciales. Ambas modalidades convergen en lo que hoy llamamos educación digital que incluye programas a distancia, híbridos y presenciales enriquecidos; todos estos programas enfocados a experiencias e interacciones digitales, y donde aprovechamos todos los avances tecnológicos para ofrecerle lo mejor al alumno”, recalcó.

Educación digital a través del tiempo

Conoce la línea del tiempo con la evolución de la educación a distancia en el Tec de Monterrey

Fue en el año 1989 que se dio inicio al primer esfuerzo de educación a distancia con el Sistema de Educación Interactiva por Satélite (SEIS), que tenía el objetivo de capacitar con estudios de posgrado a los profesores de todos los campus a través de una red satelital desde Monterrey y Cd. De México.

Esta iniciativa fue lo que posteriormente dio origen, en 1996, a la Universidad Virtual, surgida tras cinco años de los primeros esfuerzos y proyectos que utilizaron la tecnología a distancia para cubrir las necesidades particulares de diversos departamentos o programas académicos tradicionales a través de las telecomunicaciones y de recursos multimedia distribuidos en compact disks.

“¡Usar la tecnología para la educación en ese entonces todavía no era tan sencillo como lo es hoy!”, mencionó Palacios, y recordó que en ese entonces lo que los ocupaba era pensar en las mejore prácticas tecnológicas disponibles en los métodos educativos y en la creación de nuevos proyectos, como cursos de progesional y de maestría, así como programas de capacitación docente, todos ellos usando el satélite.

“Así fue como orgánicamente empezó a surgir la educación a distancia en el Tec, como algo para empezar a estructurar y enfocar nuestra vocación de aprovechar la tecnología en algo más allá de lo que se estaba haciendo hasta el momento”.

De ahí comenzó la formalización de este tipo de educación, con metas ya establecidas para tener programas académicos completos que pudieran llegar a mercados específicos, de poder tener profesores enfocados a esta modalidad, y todo un equipo desarrollando nuevos modelos y tecnologías para explotarla.

“La modalidad a distancia fue tan exitosa y creció tanto que se traspasaron las barreras de la universidad y empezó a haber una vinculación con universidades y empresas que buscaban introducir el mundo de la educación a distancia en sus programas de formación y de capacitación,  y que confiaban en la experiencia del Tec para apoyarlos en sus objetivos”, compartió Palacios.

Algunos números históricos de los alumnos que han sido parte de
esta modalidad son:

  • 120,000 alumnos de prepa y profesional
  • 32,200 graduados de maestría y doctorado
  • 243,000 diplomados y cursos de Educación Continua
  • 800,000 Massive Open Online Courses (MOOC)
  • 250,000 capacitaciones empresariales exclusivas

¿Qué pasaba en el Tec mientras lo virtual traspasaba los límites establecidos?

Como ya se ha comentado, fue gracias a la educación a distancia que se tuvo la oportunidad de impulsar la vocación de innovar con el apoyo de la tecnología.

Ya en el 2014, tras cerca de 20 años de éxito en la educación a distancia a través de la Universidad Virtual, ésta desaparece como tal, situación que originó un decrecimiento en el número de alumnos inscritos en los programas totalmente en línea. Esto, lejos de representar un retroceso, ayudó a replantear los métodos y prácticas establecidas con la intención de retomar el compromiso de no sólo impulsar la educación digital para modelos a distancia, sino, de incrementar el alcance hacia todas las modalidades en la Institución.

En su reflexión, Beatriz Palacios menciona que tras un análisis profundo se llegó a la conclusión de que la educación digital no había decrecido, sino que más bien, había cambiado. “Nos dimos cuenta de que de pronto habíamos llegado  a un mundo en donde los extremos, es decir, la educación presencial y la educación a distancia, comenzaron a converger entre sí, este es nuestro gran aprendizaje”, destacó.

Explicó que a últimas fechas ya no se puede hablar en el Tec de  clases en el modelo 100% presencial tradicional, ya que la Institución a evolucionado su modelo educativo y cada vez más la oferta se ofrece con todas las ventajas del mundo digital: a través de una plataforma digital, con interacciones con alumnos a distancia, con videoconferencias con algún experto internacional, introduciendo tecnologías de realidad virtual, etc. En cuanto a la modalidad 100% a distancia también empezó a aprovechar las bondades de ofrecer cursos blended.

“Estos últimos 5 años de prácticas educativas con el uso de tecnología nos han permitido ver que en el Tec el mundo de educación digital sigue creciendo a pasos agigantados y además nos da la oportunidad de entender que en educación los modelos presenciales y a distancia no son mundos separados, sino que se han convertido en un continuo, y que lo mejor es apostar por programas que puedan aprovechar las bondades de ambas  modalidades ”.

La parte más compleja y medular de nuestra historia de aprendizaje, es ser conscientes de que lo primero que se nota cuando se innova en un modelo educativo es la forma, es decir, las herramientas, la tecnología, el contexto de aprendizaje; pero atrás de eso y lo que es más importante, es el descubrir que sin un rediseño de fondo en la estructura de los contenidos académicos, en la metodología y en la didáctica, no puede haber modelos exitosos de enseñanza.

“El reflexionar cómo darle una forma efectiva a la práctica educativa es algo que hemos aprendido a lo largo de los años, y es algo que tenemos que seguir cuidando en todas las implementaciones”.

En el nuevo modelo Tec 21 la meta es que los alumnos tengan flexibilidad en sus procesos, para lo cual se ofrecerán cursos y módulos digitales que aporten a esta flexibilidad.

Entre los nuevos proyectos, alineados a este modelo educativo, se encuentra un chatbot que responde las dudas de los alumnos de manera inmediata; la aplicación Art3D, que integra realidad aumentada en ciertos contenidos educativos; y la telepresencia del profesor a través de hologramas.

“Esta es nuestra vocación, debemos seguir impulsando nuestro ADN innovador y de uso de tecnología, pero siempre con el objetivo de trasladar esta vocación en proyectos de impacto que transformen realmente la educación y ofrezcan las mejores experiencias a nuestros alumnos”, finalizó Palacios.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor agrega un comentario!
Favor de ingresar tu nombre