La corrupción ‘en carne propia’ plasmada en este libro

El libro “Corruption and Government: Causes, Consequences, and Reform”, analiza la corrupción en todas sus formas y manifestaciones en el escenario internacional.

Por Michael Ramírez

Sobornos, extorsión, nepotismo, amiguismos, tráfico de influencias, conflictos de intereses, fraudes contables, judiciales y electorales… En 618 páginas, el libro Corruption and Government: Causes, Consequences, and Reform, analiza la corrupción en todas sus formas y manifestaciones en el escenario internacional.

Esta obra, escrita por Bonnie Palifka, investigadora del Tec de Monterrey, y Susan Rose-Ackerman, de la Universidad de Yale, obtuvo el año pasado el Premio a la Investigación e Innovación Rómulo Garza en la categoría de Libros Publicados, el reconocimiento más importante que otorga el Tec de Monterrey en materia de  investigación.

Corrupción: un fenómeno digno de estudio

Bonnie Palifka, profesora de la Escuela de Ciencias Sociales y Gobierno, señala que la corrupción siempre fue algo ajeno para ella. “Yo crecí en Estados Unidos y jamás había conocido en carne propia lo que es la corrupción hasta que salí de ese país… para mí es algo ajeno que quería entender”.

Pero aclara: ningún país se libra de este fenómeno, ni siquiera Estados Unidos.

“No hay un país completamente libre de corrupción. Además, hay algunos sectores que son más proclives a ser corruptos, como el sector de extracción, particularmente el petróleo. Pero esta situación no se da exclusivamente en México, hay ejemplos de países como Noruega, en donde aparentemente no hay corrupción, pero sigue persistiendo este problema”, comenta la investigadora.

Para Palifka, la corrupción se define como el abuso de un poder para beneficio propio, donde “propio” se extiende más allá de la persona que tiene el poder, y llega a su familia, a su grupo social o a su partido político. Es decir, lo convierte en un bien privado.

“Hay muchas formas en que se presenta la corrupción, desde una persona que controla el acceso de recursos y aprovecha ese poder para conseguir un beneficio propio, o la existencia de un beneficio en exceso que se puede distribuir. Puede ser un secretario de Minería que recibe regalos o que exige un porcentaje del valor del contrato o de la licencia, puede ser un inspector de bosques que permite la tala de árboles ilegalmente o que detecta una mina clandestina pero permite que persista por un pago, etcétera”, detalló.

De hecho, hay varias ópticas desde las cuales se puede analizar la corrupción, y todas ellas están plasmadas en este libro, desde una visión social hasta una visión de género. “La gente de escasos recursos también participa en actos corruptos, y de hecho les afecta más a ellos que a los ricos, porque tienen que pagar para obtener beneficios del gobierno, como un trámite, a través de un soborno o mediante extorsiones”.

La primera edición de este libro fue publicada en 1999 por Susan Rose-Ackerman, y hasta ahora ha vendido más de 2 mil copias y tiene casi 70 citas.

“La primera edición fue publicada cuando apenas se estaban empezando a conocer los índices de corrupción, no incluía datos internacionales, esos los agregamos en la segunda junto a muchos datos, gráficas, datos de otros libros, artículos académicos y periodísticos”, aseguró Bonnie Palifka. Con esta serie de mejoras se duplicó la extensión de la primera edición.

Para esta segunda edición, se actualizaron todos los capítulos y se agregaron cuatro nuevos: “La corrupción en países post-conflicto”, “El uso de la ley para combatir la corrupción”, “La corrupción, el crimen organizado y el lavado de dinero” y “La cooperación internacional anti-corrupción”.

La profesora, quien pertenece al Sistema Nacional de Investigadores de Conacyt, dijo que para combatir la corrupción hay que convencer a la gente de que nos hace daño, pero también tiene que haber castigos, cero impunidad.

 

DEJA UN COMENTARIO

Por favor agrega un comentario!
Favor de ingresar tu nombre