Por Luis Martín Marín Obispo
Artículo de divulgación científica

El consumo mundial de aguacate se ha incrementado en los últimos años, no solo por su agradable sabor, sino también por sus valiosas propiedades nutricionales y cosméticas, así como por sus reconocidos beneficios para la salud. Para satisfacer esta demanda, además de comercializarse como fruta fresca, han surgido nuevos productos a base de la pulpa de aguacate, como guacamole listo para consumo, aceite comestible y aceite para uso cosmético.

México es uno de los principales productores, exportadores y procesadores de aguacate a nivel mundial, por lo que en nuestro país se generan más de 1000 toneladas mensuales de semilla como producto de desecho. Ante esta situación, investigadores del Tec de Monterrey comenzaron, hace cerca de diez años, una línea de investigación en la búsqueda de alternativas para dar valor a dichos residuos. Durante el desarrollo de la investigación, se encontró que una particular familia de derivados lipídicos (las acetogeninas) presentes en la semilla de aguacate, poseían propiedades de interés para la industria alimentaria y farmacéutica ya que podrían beneficiar a la salud humana de diferentes formas.

Por una parte, se descubrió que las acetogeninas actuaban como agentes antimicrobianos muy específicos, capaces de controlar el desarrollo y crecimiento de bacterias que pueden crecer en los alimentos que consumimos (como cárnicos o lácteos) y causar graves enfermedades e incluso la muerte, particularmente en poblaciones vulnerables (niños, adultos mayores y mujeres embarazadas). Y, aunque en la actualidad ya existen algunos agentes antimicrobianos que se añaden a nuestros alimentos para protegernos de dichas bacterias dañinas, a su vez esos compuestos antimicrobianos pueden generar daños potenciales a nuestra salud. Por ejemplo, el consumo de embutidos adicionados con nitritos (agente antimicrobiano sintético) está relacionado con la incidencia de cáncer de colon y recto, ocasionando que la Organización Mundial de la Salud (OMS) los clasificara como cancerígenos para los seres humanos (Grupo 1). Por esta razón, los consumidores y la industria de alimentos están en la búsqueda de opciones de antimicrobianos más naturales y seguros, y las acetogeninas del aguacate tienen el potencial de serlo.

Por otra parte, esta investigación ha demostrado que las acetogeninas tienen también el potencial de disminuir la formación de coágulos que pueden ser causantes de infartos y embolias. La relevancia de este hallazgo radica en que, de acuerdo con la Organización Mundial de Salud (OMS, 2016), en el mundo, 1 de cada 3 muertes registradas está relacionada a infartos o embolias (17.5 millones de muertes). Siendo uno de los padecimientos con mayores costos y por tal, un gran problema de salud pública.

En el Grupo de Investigación con Enfoque Estratégico en Omic´s Traslacional, de la Escuela de Ingeniería y Ciencias, se han aprovechado estos hallazgos para desarrollar dos productos patentados que podrían tener un gran impacto en la salud de las y los mexicanos.

Por una parte, Avosafe® busca ser un antimicrobiano utilizado como una alternativa natural para evitar enfermedades transmitidas por alimentos, sin usar conservadores peligrosos; mientras que Avocardio® es una alternativa prometedora para mejorar la salud pública a través de la alimentación, al incorporarse en productos alimenticios o administrarse en forma de suplementos nutricionales buscando prevenir infartos y embolias.

Los beneficios con los que ambos productos podrían contribuir a la sociedad mexicana son enormes. Primeramente, tienen el potencial de prevenir enfermedades y mejorar la salud pública. Así mismo, representan una alternativa para el aprovechamiento y valorización de residuos agroindustriales, en este caso, la semilla de aguacate. No obstante, para que Avosafe® y Avocardio® puedan estar disponibles para su uso comercial, aún se requiere investigación e inversión que permita culminar el desarrollo tecnológico.

_______________________

Luis Martín Marín Obispo es Máster en ciencias con especialidad en Biotecnología por el Tecnológico de Monterrey. Actualmente cursa el Doctorado en Biotecnología en la Escuela de Ingeniería y del Tecnológico de Monterrey, Campus Monterrey. martin.marin@itesm.mx 

Líder del Proyecto:
Carmen Hernández Brenes Es ingeniera en Industrias Alimentarias por el Tecnológico de Monterrey, Maestría por la Universidad Texas A&M y Doctorado en la Universidad de Arkansas. Miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI-Nivel 2). chbrenes@tec.mx

¿Quieres saber más?

  • Stability of the antimicrobial activity of acetogenins from avocado seed, under common food processing conditions, against Clostridium sporogenes vegetative cell growth and endospore germination. https://doi.org/10.1111/ijfs.13513
  • Purified avocado seed acetogenins: Antimicrobial spectrum and complete inhibition of Listeria monocytogenes in a refrigerated food matrix. https://doi.org/10.1080/19476337.2019.1575908
  • Isolation and chemical identification of lipid derivatives from avocado (Persea americana) pulp with antiplatelet and antithrombotic activities. doi: 10.1039/c4fo00610k

 

DEJA UN COMENTARIO

Por favor agrega un comentario!
Favor de ingresar tu nombre