Leyre Azpilicueta
Artículo de Divulgación

Observa la pantalla de tu celular. Junto a las barras que representan la intensidad de la señal verás un pequeño número: 4G ó 3G. Esto se refiere a la tecnología inalámbrica que está usando tu celular, relacionado directamente con la velocidad de transmisión de datos.

Desde que comenzamos a usar dispositivos celulares como un elemento más en nuestra vida diaria, Internet y las comunicaciones inalámbricas no han dejado de evolucionar, comenzando por la primera generación de celulares, llamada 1G, pasando por la segunda, tercera, cuarta (2G, 3G, 4G) y actualmente la quinta generación que se visualiza como un cambio radical de lo que hasta ahora conocemos (5G).

Pero, ¿qué es exactamente la tecnología 5G?

Se trata de una tecnología inalámbrica que posibilita conexiones 100 veces más rápidas que las actuales, lo que permitirá descargas de datos tan rápidas que mejorará significativamente la experiencia streaming y el consumo de contenidos audiovisuales sin problemas a través de la red. Con 5G por ejemplo, los usuarios podrán descargar una película de alta definición en menos de un segundo (una tarea que podría tomar 10 minutos en 4G LTE).

Además de esto, en la tecnología 5G, el tiempo en el que se enviará un paquete de datos por internet y se recibirá la respuesta del otro lado de la comunicación se reducirá a tan solo un milisegundo, lo que provocará que no haya retardos en las comunicaciones, y por ende, que se puedan realizar acciones a través de la red en tiempo real, como por ejemplo intervenciones quirúrgicas a distancia.

¿Por qué es un cambio radical de lo que hasta ahora conocemos?

Cada vez queremos que más usuarios y dispositivos estemos conectados a la red al mismo tiempo, sin problemas de comunicación y a velocidades altas, pero con las tecnologías actuales esto es imposible de lograr debido a la saturación de las frecuencias utilizadas.

Se espera que la tecnología 5G utilice rangos de frecuencia de ondas milimétricas mucho más altos a los actuales, lo que permitirá que muchos más dispositivos (computadoras, consolas de videojuegos, teléfonos, electrodomésticos, vehículos, relojes, semáforos, etc.) puedan estar conectados a la vez y transmitir datos constantemente. Esta tecnología impulsará el desarrollo de otras nuevas tecnologías, como vehículos autónomos, realidad virtual e Internet de las cosas.

Si todo va bien, las compañías de telecomunicaciones esperan lanzar las primeras redes comerciales 5G a principios de la década de 2020. Sin embargo, en este momento, 5G aún se encuentra en las etapas de planificación, y las empresas y grupos de la industria están trabajando juntos para averiguar exactamente cómo se implementará. Pero todos coinciden en un mismo punto: a medida que aumenta el número de usuarios móviles y su demanda de datos, 5G debe manejar mucho más tráfico a velocidades mucho más altas que las estaciones base que conforman las redes celulares de hoy en día.

Sin embargo, por el momento, todavía queda un proceso de análisis e investigación sobre las diferentes tecnologías que usará 5G, pero el camino va hacia ondas milimétricas, celdas más pequeñas, MIMO masivo (sistemas con un número de antenas mucho mayor al actual), comunicación dúplex completa y formación de haces.

Para comprender cómo 5G se diferenciará de las redes 4G de hoy en día, es útil recorrer estas cinco tecnologías y considerar lo que cada una significará para los usuarios inalámbricos. Las ondas milimétricas permitirán comunicaciones mucho más rápidas a las actuales, pero la señal se propaga en distancias más cortas en estas frecuencias, por ello, se necesitarán celdas más pequeñas, con un número de antenas mayor, que tendrán tecnología inteligente para proporcionar cobertura a los usuarios y dispositivos que lo requieran.

Para saber más:

 

DEJA UN COMENTARIO

Por favor agrega un comentario!
Favor de ingresar tu nombre