Por Michael Ramírez

El Tec de Monterrey anunció el proyecto “Zhejiang Technology Development”, cuyo objetivo es vincular la investigación que se desarrolla en la Institución con el ecosistema de innovación y emprendimiento de China, y así ingresar a ese mercado con la inversión y el talento de ambos países.

El día de hoy se firmó un memorándum de entendimiento (MoU) entre directivos del Tec de Monterrey, funcionarios del Ministerio de Educación de Zhejiang, China, y directivos de Zhejiang University of Technology y Hangzhou Dianzi University.

Con este MoU, los involucrados se comprometieron a crear el Centro de Innovación México-China, y promover las empresas de base tecnológica que se desarrollan en el Tec de Monterrey para que tengan una escala global y que sus productos y patentes logren un mayor impacto.

Para Arturo Molina, vicerrector de Investigación y Transferencia Tecnológica, esta estrategia del Tec es parte de una tendencia mundial de crear “Innovation Hubs”. “Lo importante es que los investigadores y emprendedores mexicanos tengan oportunidades para el crecimiento de sus empresas a nivel internacional. Si quieren tener oportunidad de ser una empresa de gran tamaño, tienen que hacerlo globalmente. Y ésta es una oportunidad para que escalen sus proyectos a niveles globales”, dijo.

El rector del Tecnológico de Monterrey, David Garza, mencionó que “la velocidad para poder llegar a acuerdos internacionales importantes nos gusta muchísimo. Estamos muy entusiasmados de encontrar socios que trabajan a este ritmo. Hemos escuchado acerca del término “China speed”, y queremos trabajar para que México y China se unan, a través del Tec de Monterrey a esta velocidad”.

Para Neil Hernández, vicerrector asociado de Investigación, del Tec de Monterrey, el gran logro de esta reunión es vincular las tecnologías patentadas en el Tec con el sistema de innovación y emprendimiento de China, involucrando a universidades, empresas y gobierno de dicho país.

“Con esta alianza se están formalizando tres subobjetivos: generar más empresas de base tecnológica a través de las patentes del Tec; generar productos y servicios con empresas chinas; y establecer convenios de cooperación académica con las mejores universidades de dicho país”, explicó el directivo.

A la inauguración del Centro México-China también asistió Héctor Tijerina, director de Inversión Extranjera, de la Secretaría de Desarrollo Económico, del gobierno del estado de Nuevo León, quien ofreció una presentación con información de la relación entre China y Nuevo León en aspectos económicos, industriales y académicos.

INAUGURAN CENTRO

Asimismo, el día de hoy se hizo el corte del listón inaugural de la oficina de representación del Centro de Innovación México-China, el cual es una plataforma para promocionar empresas y proyectos tecnológicos de vanguardia.

Parte de los objetivos del Centro es crear dos oficinas para la incubación de startups tecnológicas, una en China y otra en Monterrey, la cual se inauguró el día de hoy.

“Este centro permitirá potenciar tecnología de punta que se está desarrollando en México y que por diferentes motivos no tienen el último empujón que se necesita para llevarlas al mercado. Hay muchas tecnologías nuevas que se están desarrollando por científicos mexicanos, y hay muchísimo interés en China por estas tecnologías que se desarrollan en nuestro país en áreas como la Robótica, la Biotecnología, la Nanotecnología y la Inteligencia Artificial”, señaló Alfonso Araujo, director de la empresa Rongda Asia.

“Este centro permitirá potenciar tecnología de punta que se está desarrollando en México. Hay muchísimo interés en China por tecnologías que se desarrollan en nuestro país en Robótica, Biotecnología, Nanotecnología e Inteligencia Artificial”

Explicó que las startups o los proyectos que acceden a esta plataforma deben tener un alto nivel de maduración, calificación técnica, un modelo económico y una empresa constituida. “Lo que queremos es que los investigadores mexicanos se hagan ricos. Queremos que con las tecnologías que desarrollen hagan empresas aquí y en China. Pero necesitan tener una empresa para poder hacerse socios de los inversionistas chinos”.

Por su parte, Guo Huawei, director del Ministro de Educación, de Zhejiang, China, dijo que “es un honor participar en la inauguración del Centro México-China, es muy interesante la colaboración con el Tec de Monterrey porque tiene una característica multidimensional y multicultural, lo cual facilita mucho el trabajo de transferencia de tecnología y de conocimiento”.

Asimismo, Wang Xingjie, secretario general de la Hangzhou Dianzi University, comentó que el desarrollo tecnológico en China se está expandiendo muy rápidamente, “y lo que vemos nosotros es un lugar muy productivo para hacer inversión y hacer colaboración. México es un país muy importante en Latinoamérica, y el Tec de Monterrey es una universidad ideal para hacer esta colaboración. Esperamos tener más oportunidades cooperativas entre ambas universidades, que sirvan también para impulsar el desarrollo económico de ambos países”.

TRANSFERENCIA DE TECNOLOGÍA

Neil Hernández mencionó que el Tec de Monterrey tiene tres metas trazadas en materia de transferencia de tecnología, las cuales son: optimizar los procesos de generación y transferencia de conocimiento que impulse la economía en México; ser una universidad líder en transferir tecnología para apoyar los procesos de innovación de las empresas; y ser la universidad número uno en Latinoamérica por la creación de empresas basadas en conocimiento.

“El Tec está creando, con este Hub de Innovación, una plataforma única en el mundo, estamos haciendo historia al ser la primera universidad que llega a Zhejiang con un proyecto de este alcance. Sin lugar a dudas es una gran oportunidad para emprendedores, científicos y startups científico-tecnológicas que quieran crecer aceleradamente, a la velocidad de China Speed”, comentó Patricia Mora, directora de la Red de Oficinas de Transferencia Tecnológica.

Con este proyecto se asegura que los inventores puedan desarrollar sus proyectos científicos y modelos de negocio. Para ello, uno de los principales incentivos que ofrece el gobierno de China es la posibilidad de que los científicos puedan armar sus propios equipos de investigación allá, tener acceso a laboratorios, o incluso construirlos desde cero según se requiera.

Se espera que, durante los primeros cinco años de esta alianza, 500 alumnos de profesional y 75 alumnos de posgrado realicen intercambios de verano en universidades chinas, y que 50 profesores investigadores hagan estancias académicas. Además, se espera que en cinco años se hayan establecido en China 25 startups (cinco cada año), así como 35 licenciamientos y 50 registros de propiedad intelectual.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor agrega un comentario!
Favor de ingresar tu nombre