Tirar, almacenar, regalar… tres opciones para el cordón umbilical

Marion Emilie Geneviève Brunck

Emociones que se sienten en la garganta. ¡Tanta felicidad! Alejandro apenas nació y está aquí, tan hermoso, a pesar del moco y de la sangre. “¿Quiere cortar el cordón?” el recién papá sigue las instrucciones con una mano temblorosa y regresa al lado de su esposa y el nuevo miembro de la familia. ¿Y el cordón? ¿Que pasa con el cable de vida que unió a mamá y bebé durante estos últimos meses, intercambiando nutrientes, oxígeno y desechos también?, pues casi siempre se descarta. Así es, fin de la historia.

El cordón umbilical contiene altas cantidades de células madres hematopoyéticas (CMH), que son las células progenitoras de todas las células de la sangre. Estas células madre tienen la capacidad de auto-renovarse, además de la capacidad de convertirse en todas las células de la sangre como los glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas.

Por esas increíbles características, es posible hoy almacenar un producto celular, más conocido como “sangre de cordón umbilical”, en bancos privados de sangre de cordón. Se propone que, en el improbable caso de que se diagnosticara alguna enfermedad de la sangre, como la leucemia, se trate al paciente para eliminar las células enfermas y después se realice un trasplante de las CMH almacenadas del mismo paciente.

Espera un minuto. ¿Si se desarrolla una leucemia, significa que las células de este pacientito tienen un defecto genético?, en muchas ocasiones, así es. Probablemente nuevas herramientas para editar el ADN podrían ser usadas para corregir el defecto en estas células en algunos casos raros, pero faltan muchos años de trabajo para convertir esta posibilidad en una realidad terapéutica. Mientras, bancos privados de sangre de cordón cobran una renta consecuente. El American Society for Blood and Marrow Transplantation (ASBTM) estima que menos del 0.04% de la sangre de cordón almacenadas son utilizadas en su paciente de origen.

Aunque hay pocas posibilidades de que la sangre de cordón pueda ayudar directamente a Alejandro, es posible que pueda ayudar a tratar a sus papás o hermanos, si ellos están afectados con enfermedades de la sangre que se pueden tratar con un trasplante de CMH. En estos casos, es muy probable que el médico de la familia proponga esa posibilidad a los papás, antes del nacimiento, y que se pueda almacenar la sangre de cordón en un banco público y sin costo.

Las células madre hematopoyéticas (CMH) colectadas de sangre de cordón umbilical sí salvan vidas muy regularmente. La recomendación de la ASBTM es, siempre y cuando la familia de Alejandro no tenga evidencias medicas de poder beneficiarse del almacenamiento de la sangre de su cordón umbilical, regalarla a un banco público para que pueda ayudar a quien está esperando un trasplante de células compatibles con su cuerpo.

Así es, apenas nació y ya Alejandro está salvando vidas.

______________________________

La Dra. Marion Brunck es profesora/investigadora en el Centro de Biotecnología FEMSA, Campus Monterrey. Marion estudia células madres hematopoyéticas de cordón umbilical, en particular, como se pueden convertir a células de la sangre, para transfusiones. Su trabajo se basa en donaciones de sangre de cordón umbilical.

Más informes: Marion.brunck@itesm.mx

Información sobre sangre de cordón umbilical y células madres hematopoyéticas:

DEJA UN COMENTARIO

Por favor agrega un comentario!
Favor de ingresar tu nombre