Los inventos disruptivos del Tec llegan ¡a China!

El Tec de Monterrey forma parte del Zihuang Innovation Hub para desarrollar, desde China, tecnología, laboratorios y patentes, pero sobre todo, para generar aprendizaje.

Michael Ramírez/Gabriela Faz

Dispositivos portátiles para detectar enfermedades; exoesqueletos robóticos de alta versatilidad; dendrímeros de alta capacidad para mejorar el suministro de fármacos; extracto de agave para prevenir síndromes metabólicos o aceites nanotecnológicos para la industria automotriz. Los inventores del Tec de Monterrey están creando innovaciones trascendentes y disruptivas en ciencia y tecnología de punta, y ahora China es parte integral en este proceso.

Para lograr que estas tecnologías y/o empresas tengan una escala global y sus beneficios puedan impactar a una mayor cantidad de personas, se ha creado el Centro de Innovación México-China, y con esto se inicia una nueva era de cooperación entre ambos países.

Nos vamos a China…

Y como seguimiento a la iniciativa de llevar las tecnologías disruptivas a Oriente, el pasado 14 de mayo un equipo de directivos e investigadores viajaron a la provincia de Zhejiang para firmar un convenio de cooperación con la empresa ZHEJIANG MO KE TECHNOLOGY DEVELOPMENT CO, LTD del gobierno de Zhejiang, con el objetivo de crear la primer oficina internacional con enfoque a la transferencia de tecnología y de establecer el primer HUB de Innovación internacional del Tecnológico de Monterrey, que está orientado a tres grandes objetivos:

  1. Crear una Oficina de Transferencia de Tecnología para la incubación de startups tecnológicas, identificar oportunidades de comercialización, crear joint ventures para la aceleración de startups, y para la búsqueda de fondos para escalamiento y manufactura de tecnologías.
  2. Establecer una cooperación académica con universidades de la región para el intercambio de profesores investigadores y alumnos.
  3. Promover la transferencia de servicios y modelos educativos desarrollados en el Tec de Monterrey, como los TecLabs, TecPrize, Innovaction Gym, Remote Labs, entre otros.

Para la operación de este Hub de Innovación, se asignó por parte del gobierno de China un espacio de cinco pisos de las torres IFC Linping, donde se tendrá una incubadora para albergar los proyectos emprendedores de científicos mexicanos que busquen inversión para desarrollo de productos y conexión con el mercado,

Así mismo, se contará con una exhibición de tecnologías patentadas, espacios de co-creación como el Innovaction Gym, salas de juntas y oficinas para alumnos y profesores que participen en estancias académicas y de investigación.

En el viaje a la provincia china de Zhejiang, la delegación del Tec de Monterrey conoció las instalaciones donde operará el Hub de Innovación México–China, mismas que se tiene previsto serán inauguradas en octubre del presente año.

Cabe destacar que las actividades de cooperación arrancaron ya con esta visita, durante la cual se convocó a inversionistas y agencias de fondos gubernamentales para la presentación de cinco startups de la Institución, y para dar inicio a las  actividades de cooperación para la búsqueda de fondos y de socios estratégicos en Zhejiang.

“El Tecnológico de Monterrey está creando, con este Hub de Innovación, una plataforma única en el mundo, estamos haciendo historia, sin lugar a dudas es una gran oportunidad para emprendedores, científicos y startups científico-tecnológicas que quieran crecer aceleradamente, a la velocidad de China Speed”, comentó Silvia Patricia Mora Castro, directora de la Red de Oficinas de Transferencia Tecnológica del Tecnológico de Monterrey.

“Somos la primera universidad que llega a Zhejiang con un proyecto de este alcance. El proceso no fue sencillo, fueron dos años de intenso trabajo y de construir puentes, que es lo que hace una oficina de transferencia tecnológica, pero sin lugar a dudas lo que aprendí de este viaje es que no basta con crear puentes, el verdadero reto es lo que viene cruzando a velocidad de China Speed, hace falta mucho enfoque y constancia para mantener el paso”, recalcó.

También destacó que China se movió estratégicamente del enfoque de manufactura al de innovación y que “con esta alianza llegó el momento para que México se suba al barco o se quede, ya que no hay segundas oportunidades”.

Con este proyecto se asegura que los inventores puedan desarrollar sus proyectos científicos y modelos de negocio. Para ello, uno de los principales incentivos que ofrece el gobierno de China es la posibilidad de que los científicos puedan armar sus propios equipos de investigación allá, tener acceso a laboratorios, o incluso construirlos desde cero según se requiera.

Por su parte, el doctor Neil Hernández Gress, director de Investigación del Tec de Monterrey comentó que para la implementación de este convenio se contará con la participación de alumnos de profesional y posgrado, profesores, investigadores y emprendedores que trabajarán de manera colaborativa en la generación de riqueza para beneficio de ambas sociedades.

“El sueño es que en un lapso de dos años contemos con la participación de 100 alumnos por parte del Tec y 100 por parte de China; que se evalúen 20 tecnologías por año, y se genere el emprendimiento o licenciamiento de cinco de estas tecnologías por año”.

“Como investigador, generador de transferencia y administrativo, quiero reconocer la estrategia de este hermoso país que ha sabido incluir sus raíces culturales y el respeto a su historia en una estrategia orientada a la investigación, desarrollo tecnológico e innovación. Que pone en práctica la innovación como una herramienta de generación de riqueza para la sociedad y que no solo ha sabido generar la estrategia adecuada, sino también la operación adecuada”, concluyó Hernández Gress.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor agrega un comentario!
Favor de ingresar tu nombre