Por Gabriela Faz.


 

A raíz de la colaboración entre las Escuelas de Ingeniería del Tecnológico de Monterrey y de la Universidad de Hokkaido en Japón se ha propiciado un exitoso intercambio de estudiantes entre ambas instituciones, que ha permeado en importantes protocolos de investigación de tesis de maestría y en publicaciones internacionales conjuntas.

Este año, se ha refrendado el convenio entre las dos instituciones firmándose una extensión válida por cinco años, que ahora incluye importantes ampliaciones al acuerdo original.

Al respecto, el doctor Miguel Ángel López Zavala, profesor investigador de la Escuela de Ingeniería y principal promotor de esta colaboración, explica que “en esta nueva firma, el convenio se escaló para vincular a la Escuela de Ingeniería de la Universidad de Hokkaido con todo el Tecnológico de Monterrey, es decir, ahora todos los alumnos o profesores interesados de cualquiera de las Escuelas Nacionales y Campus del Tec, pueden aplicar a una estancia en Hokkaido”.

En dicho documento también queda establecido un acuerdo para estimular el intercambio de alumnos y de profesores entre ambas instituciones, con el fin de ayudar a promover la cultura, el aprendizaje y, sobre todo, la colaboración conjunta en proyectos de investigación.

“Ahora los estudiantes tanto de pregrado como de posgrado de cualquier campus del Tec pueden aplicar para ir de intercambio a Japón, ya que el convenio está debidamente estructurado para permitir la revalidación de las materias cursadas en dicha universidad”.

Algunos alumnos del Tec que ya han realizado una estancia de investigación en Hokkaido son Víctor Hugo Casiano, Carolina Lara, Fabiola Vivanco, Álvaro Canché y Bernardo Frías.

RESULTADOS DE LA COLABORACIÓN

Una parte importante surgida a raíz de esta colaboración, es la investigación conjunta y las publicaciones con científicos de Japón como el doctor Naoyuki Funamizu, con quien el doctor Zavala y la alumna de la Maestría en Ciencias con especialidad en Sistemas Ambientales, Blanca Nelly Flores, publicaron el artículo “Simultaneous Determination of Four Estrogens in Compost Based on Ultrasonic Solvent Extraction, Solid-Phase Extraction Clean-Up and Analysis by UHPLC-MS/MS”, en dónde abordaron cómo se pueden extraer los contaminantes de una matriz compleja como es la composta, y cómo se pueden identificar y cuantificar.

En dicho artículo, los investigadores analizaron el proceso de composteo para su aplicación en un biosanitario, y establecieron el protocolo necesario para verificar si la composta está libre, no solo de patógenos, sino de contaminantes emergentes, como es el caso de hormonas, específicamente, estrógenos, los cuales normalmente no se degradan mediante los tratamientos convencionales de trata de aguas residuales.

“Para este estudio tuvimos que desarrollar un protocolo que puede ser aplicable a matrices complejas, ya que hasta el momento no existen métodos o alguna matriz con la que se puedan identificar y cuantificar los contaminantes emergentes como los estrógenos contenidos en la composta y en los residuos”, destacó el Dr. López Zavala.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor agrega un comentario!
Favor de ingresar tu nombre