Por Transferencia Tec / TecSalud

Debido al número creciente de pacientes confirmados por enfermedad de Coronavirus en el estado de Nuevo León y la estimación de especialistas para los próximos días, investigadores del Hospital San José desarrollan una iniciativa para el tratamiento para pacientes críticos de COVID-19.

En la actualidad dado que no hay un tratamiento específico para este padecimiento, la Secretaría de Salud del Estado de Nuevo León implementará este protocolo de investigación en conjunto con la experiencia que TecSalud tiene en este ámbito, con el objetivo principal de suministrar plasma por parte de las personas que superaron la enfermedad a las personas en estado crítico.

Médicos en China iniciaron los primeros tratamientos contra el nuevo coronavirus utilizando lo que los libros de historia llaman “suero convaleciente”, ahora conocido como plasma donado por los sobrevivientes de esta enfermedad.

El plasma convaleciente se utilizó ampliamente durante la epidemia de Ébola en África occidental (finalizada en 2016) aunque su efectividad no se estudió rigurosamente. También ha sido utilizado para tratar a personas con Síndrome Respiratorio del Medio Oriente, o MERS.

La agencia americana FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos) autorizó recientemente el uso de esta terapia entre la población estadounidense que padece COVID-19. Las autoridades sanitarias estadounidenses creen que este plasma puede ser efectivo contra el virus que ha causado la pandemia.

Plasma convaleciente

En México, el Hospital San José del Sistema TecSalud será de los primeros en el país en aplicar terapia de plasma convaleciente. Dicha terapia de suero consiste en la transfusión directa de plasma de personas recuperadas de la infección.

Cuando una persona adquiere una enfermedad viral, el cuerpo comienza a producir anticuerpos para combatirla. Después de su recuperación, esos anticuerpos flotan en la parte líquida de la sangre, es decir el plasma, durante meses, incluso años.

Donación de plasma

Después de que una persona se recupera de la enfermedad COVID-19 genera los anticuerpos que la protegen contra el virus SARS-CoV-2.  Dichos anticuerpos podrían tener un efecto benéfico en pacientes que están activamente enfermos.

Una vez que la persona se ha recuperado de la enfermedad tiene la posibilidad de donar una parte de su sangre que se llama plasma en una cantidad que no le afecta y que potencialmente beneficiaría a un enfermo de COVID-19.

El proceso de extracción se denomina plasmaféresis y se lleva a cabo en el Banco de Sangre del Hospital San José.  Dicho plasma es sometido a rigurosos procesos de análisis clínicos que permiten demostrar que está libre de otros agentes infecciosos, tales como una transfusión de sangre convencional.

Una vez liberado el plasma, se administra dentro de un proceso de vigilancia continua dentro de las unidades COVID del Hospital San José y se determinan los criterios de seguridad y eficacia del proceso terapéutico.

Es así como en TecSalud demuestra su compromiso de ofrecer el más alto nivel para el cuidado de la salud a través de innovadores servicios médicos de vanguardia.

Referencias

Recommendations for Investigational COVID-19 Convalescent Plasma:
https://www.fda.gov/vaccines-blood-biologics/investigational-new-drug-ind-or-device-exemption-ide-process-cber/investigational-covid-19-convalescent-plasma-emergency-inds

DEJA UN COMENTARIO

Por favor agrega un comentario!
Favor de ingresar tu nombre