Por Michael Ramírez y Rebeca Ruiz

“La industria 4.0 exige una educación 4.0”, dijo recientemente la presidenta y CEO de Siemens, refiriéndose a la transformación digital y tecnológica que debe permear en el nuevo modelo educativo internacional y en los procesos de capacitación del siglo XXI.

En el Tec de Monterrey, una parte fundamental del Modelo Educativo TEC21 han sido los Cursos Masivos Abiertos en Línea (MOOC), que son clases impartidas a través de plataformas tecnológicas (entre ellas MéxicoX y EdX), las cuales habilitan el proceso de enseñanza-aprendizaje a miles de personas.

“Los MOOC representan una nueva forma de aprendizaje social y tienen un gran impacto para nuestra Institución, además se caracterizan por su flexibilidad, lo que permite a universidades y otras organizaciones llegar a la población que antes no era atendida, para conectarla en una experiencia de aprendizaje unificado”, explica Marisol Ramírez, investigadora de la Escuela de Humanidades y Educación del Tec de Monterrey.

CAPACITACIÓN ESPECIALIZADA EN ENERGÍA

La oferta de cursos en línea en temas de energía que ofrece el Tec de Monterrey en las plataformas MéxicoX y EdX a través del Laboratorio Binacional para la Gestión Inteligente de la Sustentabilidad Energética y la Formación Tecnológica, suma más de 160 mil usuarios y han emitido más de 16 mil constancias de certificación, contribuyendo así a la formación de talento especializado, particularmente del sector energético.

La oferta de cursos suma más de 160 mil usuarios y 16 mil constancias de certificación

El Laboratorio Binacional es una iniciativa de la Secretaría de Energía, el CONACYT y el Tecnológico de Monterrey, en colaboración con varias instituciones de educación superior. Consiste en una plataforma de generación de tecnología y conocimiento en torno a la energía, con la cual se busca colocar a México a la altura de los países más avanzados en el sector, y al beneficiarlo en capacitación, investigación e infraestructura.

“México necesita investigación de alto impacto, y en particular el sector eléctrico requiere modelos de toma de decisión inteligente. Con el Laboratorio Binacional se ofrecen grandes beneficios, como abrir la oportunidad a académicos y estudiantes de enseñar y aprender, para tener personal humano altamente calificado, y así apuntar hacia un mismo objetivo, que es la transición hacia la sustentabilidad energética”, manifestó Arturo Molina, Vicerrector de Investigación y Transferencia Tecnológica, del Tec de Monterrey.

Edgar Santoyo, director general de Investigación, Desarrollo Tecnológico y Formación de Recursos de la Secretaría de Energía (SENER).

Para Edgar Santoyo, director general de Investigación, Desarrollo Tecnológico y Formación de Recursos de la Secretaría de Energía (SENER), los MOOC son una herramienta fundamental para poder hacer frente a la demanda dinámica del sector energético, gracias a que están disponibles en línea y abiertos a la población en general, de manera que puede tomarlo cualquier persona interesada en temas de sustentabilidad energética.

“El Laboratorio Binacional representa una gran estrategia integral de formación masiva de recurso humano, que involucra un fondo aprobado de 328 millones de pesos para diferentes rubros, uno de ellos es la oferta de cursos en plataformas en línea”, señaló en entrevista.

“El Laboratorio Binacional representa una gran estrategia integral de formación masiva de recurso humano”

Explicó que los cursos son apoyados con los recursos del Fondo SENER-CONACYT de Sustentabilidad Energética y de Hidrocarburos, y que los temas específicos se definen apoyados con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), PEMEX y la Secretaría de Educación Pública, para asegurar que cubren las capacidades requeridas por el sector eléctrico. Asimismo, su equipo trabaja constantemente para identificar las prioridades temáticas, con la intención de abarcar toda la cadena de valor de los energéticos y de los de hidrocarburos.

“La flexibilidad de los Cursos Masivos Abiertos en Línea también han sido clave de su aceptación, ya que le da a los usuarios la oportunidad de ver un catálogo de cursos, elegir cuál les interesa y la posibilidad de poder tomarlo cuando puedan. Es un mecanismo que tiene mucho impacto y que eventualmente despierta otros intereses”, agregó.

Aseguró que todos los cursos están muy bien estructurados. “Hay cursos básicos y otros más avanzados. La oferta de capacitación tiene proporción de 80 por ciento a nivel técnico y 20 por ciento a nivel especializado”.

Asimismo, dijo que el impacto que el programa ha tenido en los dos primeros años ha sido tan grande, que ya superó las expectativas planteadas, pues cada vez hay más gente interesada en los aspectos energéticos, en entender cuáles han sido los principales cambios en el sector, y en los demás temas del Laboratorio Binacional.

“Alcanzamos metas que no esperábamos, el número que tenemos está cercano a los 160 mil usuarios inscritos en el programa (en ambas plataformas), lo cual nos sorprende a todos los que hemos trabajado en el diseño de los cursos, y al Tec por implementarlo de manera adecuada a través de plataformas como MéxicoX y EdX”, expresó Santoyo.

“Yo creo que el sector energético, tanto a nivel público como privado, se ha profesionalizado mucho, y la capacitación ya no es un tema binario, sino continuo. Hoy puedes estar capacitado porque tomaste un curso, pero en dos o tres meses ese tema ya evolucionó; por eso la capacitación debe ser continua”, advirtió.

“El sector energético SE ha profesionalizado mucho, y la capacitación debe ser un tema continuo”

También dijo que la SENER tiene entre sus metas al 2024 generar 35 por ciento de energía eléctrica a través de energías limpias, lo cual detonará nuevas competencias laborales enfocadas, tanto para CFE como para PEMEX, por lo que aumentará la demanda de cursos.

“Para ello existe un mecanismo muy importante que es el Fondo Sectorial Conacyt-Secretaría de Energía-Sustentabilidad Energética, un fideicomiso creado para atender las principales problemáticas y oportunidades en materia de Sustentabilidad Energética del país, y un mecanismo para financiar y apoyar la formación de capacidades”.

“Tenemos una visión muy clara al 2030, y estamos identificando los retos y las prioridades en materia de innovación, investigación aplicada y formación de recursos humanos. Estos elementos trazan la línea de ruta principal para que México pueda detonar el potencial que tiene en temas energéticos, y detonar el talento y las capacidades que el país tiene para explotar.

“Es un gusto contar con el apoyo del Tec de Monterrey, porque es una de las principales instituciones académicas del país, que además está haciendo un excelente trabajo en la coordinación del Laboratorio Binacional. Los resultados que estamos teniendo son apenas el inicio de un nuevo modelo educativo de capacitación para el sector energético, que traerá un mayor alcance y generará muchos beneficios para el usuario, las universidades, los empleadores y para el País. Estamos muy satisfechos con esta iniciativa”, concluyó.

EL TEC Y MÉXICOX, FUERTES ALIADOS

Para Norman Sánchez, director de la plataforma MéxicoX, el Tec de Monterrey es uno de sus principales aliados, y la alta demanda de cursos en 2018 ha sido resultado de la colaboración y el trabajo en equipo.

MéxicoX, es la Plataforma de Cursos Abiertos Masivos en línea de la SEP, en coordinación con la Estrategia Digital Nacional de Presidencia de la República, operada por la Dirección General de Televisión Educativa.

Desde 2015, MéxicoX trabaja atendiendo las necesidades educativas globales y los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU, entre ellos: acceso igualitario a la formación de calidad; formación de competencias técnicas y profesionales; promoción de la educación para el desarrollo sostenible, e incremento en el número de docentes calificados.

“El Tec ha visto en MéxicoX una opción educativa muy confiable que ha resultado en términos muy favorables. Los MOOC en 2018 tienen una eficiencia terminal (constancias emitidas) que supera la media internacional, pues ronda entre un 16 y 18 por ciento”, aseguró Sánchez.

Entre los datos generales de MéxicoX, destaca que en tres años se han registrado más de 2.3 millones de usuarios a los diferentes cursos, y se han entregado más de 660 mil certificados.

“Nuestra proyección es incrementar las constancias emitidas, vamos a alcanzar 700 mil constancias entregadas en tres años, de las 70 instituciones con las que trabajamos con 360 cursos, de los cuales 24 son del Tec de Monterrey”, especificó.

“En MéxicoX trabajamos para generar innovación educativa que permita continuar la senda de la educación 4.0, y tratar de vincularnos con la industria e instituciones universitarias como el Tec de Monterrey, ya que creemos que la educación tiene que ser dual (academia-industria) y enfocada a los procesos productivos. Los esquemas actuales de educación a veces limitan el acceso hacia los sectores productivos”, dijo.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor agrega un comentario!
Favor de ingresar tu nombre