Print Friendly, PDF & Email

Por María Fernanda Juárez Cruz
Ciencia Amateur

El primer recuerdo que tengo de mi abuelo son sus botas. Siempre estaban llenas de lodo; él era un productor agrícola. Cuando era apenas una niña no entendía la relevancia de su trabajo y ahora lo veo: era uno de los responsables de alimentar a este país.

En México la agricultura es considerada una actividad esencial para la economía. Tan sólo en 2018, los sectores agrícola y pecuario representaron cerca del 10% del Producto Interno Bruto (Seminis, 2018). No sólo eso, durante el 2020, pese a la crisis derivada del COVID-19, hubo un superávit agroalimentario del 21.4% (Morales, 2020), y de acuerdo con BANXICO, este sector ha sido de los más dinámicos y relevantes para solventar los impactos negativos de esta pandemia.

Cerca del 13% del territorio nacional es utilizado como campo agrícola, y debido a la biodiversidad del país se pueden cosechar diferentes productos en cantidades impresionantes; basta con pensar en los viñedos en Valle de Guadalupe, los campos aguacateros de Michoacán, el paisaje agavero de Jalisco o los cafetales en Chiapas y Oaxaca para darnos una idea de lo vasta que es la producción agrícola.

El campo no se detiene; no sólo es una actividad que emplea a millones de personas, también es fundamental para satisfacer las necesidades alimentarias de México y el mundo. Algunas variables determinantes para que el sector primario sea tan dinámico son las inversiones en innovaciones tecnológicas para riegos, inocuidad, calidad o nutrición de los cultivos, así como el mejoramiento genético en el sector pecuario. Aunado a diversas ventajas competitivas, obtenemos resultados positivos para el campo mexicano.

Recientemente, el departamento de Agricultura de Estados Unidos emitió su reporte sobre la producción de maíz, y las cifras sorprendieron a los analistas (García, 2020); la oferta fue ligeramente menor a la anticipada por el mercado, disparando así las órdenes de compra. Además de esto, el maíz aseguró un precio de referencia mucho más elevado y abriendo la posibilidad a coberturas más fuertes. Sin duda, esta clase de cifras son clave de la reactivación económica y del desarrollo agropecuario.

El año pasado, a pesar de la pandemia, las exportaciones agropecuarias y agroindustriales tuvieron un incremento del 9.1%

El año pasado, a pesar de la pandemia derivada del COVID-19, en el período de enero a
septiembre las exportaciones agropecuarias y agroindustriales tuvieron un incremento del 9.1% (Unión Nacional de Avicultores, 2020). En este sentido también debemos mencionar las decisiones políticas que tienen impacto dentro de la agricultura, ya que este año también hubo un recorte al presupuesto de la Secretaría de Agricultura; no obstante, este sector se mantiene fuerte y con excelente desempeño, especialmente hablando de
exportación de productos como lo son aguacate, tomates, berries, carne de bovinos y de cerdo, entre otros. En conjunto, fue posible que en 2019 México entrara por primera vez a la lista de los 10 exportadores agroalimentarios más importantes. Esto, en conjunto, coloca a México en una posición estratégica hablando sobre agricultura.

Pese a datos así de contundentes y de que aproximadamente 3.4% de la economía mexicana se encuentra concentrada en este sector, de acuerdo con el semáforo económico de la plataforma México ¿cómo vamos?, durante el segundo trimestre hay una tasa anual de -0.2% que dista de la meta planteada del 4.5% para este sector, y por este motivo, se busca presentar estrategias que favorezcan la reactivación la agricultura en México.

Afianzar las exportaciones de productos claves, la apertura de canales de venta y distribución, así como el aprovechamiento de tratados comerciales pueden resultar herramientas muy útiles para promover la reactivación del campo mexicano.

Los productos agrícolas más comercializados de México al extranjero incluyen al aguacate, jitomate, pimiento y frutas como: fresas, mango y papaya; por parte del sector pecurio, se ha presentado un superávit en ganado bovino en pie, también podemos mencionar al segmento pesquero, con productos como camarón congelado y pescado fresco o congelado. Identificar los productos que protagonizan el superávit de la Balanza Comercial es de gran relevancia para trazar un plan de reactivación.

Posteriormente, ubiquemos geográficamente los estados que impactan de mayor forma en esta producción: Michoacán, Sinaloa, Jalisco, Chiapas, Sonora y Veracruz concentran la mayor parte de la actividad agrícola nacional. Incrementar su productividad está relacionado a diversos factores, incluyendo el sistema de distribución y sus canales de venta. Esto nos lleva a profundizar en la cadena logística agropecuaria; proveer de alimentos al mercado de este sector implica distintos mecanismos de distribución que logren satisfacer de manera oportuna la demanda de la sociedad y de clientes potenciales.

Durante la pandemia sanitaria, las cadenas cortas de distribución han sido fundamentales para garantizar el abastecimiento nacional de productos agropecuarios; sin embargo, la perecibilidad de dichos productos complican tanto la conservación como su traslado. Transportar hasta países extranjeros representa mayores gastos, exportar se traduce en la necesidad de acreditar certificaciones de calidad, adquisición de cadena de frío, equipo de transporte, y nuevos gastos y tarifas para los productores; si bien, se observarán posteriormente resultados favorables, debemos prestar atención a la forma en la que la agricultura obtiene financiamiento y liquidez. No podemos perder de vista eventos como el recorte del presupuesto al sector agrícola y la desaparición de la Financiera Rural, dichos
sucesos limitan el acceso a créditos para el sector primario.

¿A qué podemos apostarle?

Actualmente, nuestro país forma parte de 12 Tratados de Libre Comercio con 46 países (Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, 2020), esto representa una gran oportunidad de ampliar el mercado de los productores agrícolas. Afianzar relaciones entre clientes potenciales es esencial, y en este contexto de globalización es urgente hacer valer las
posibilidades que ofrece, por ejemplo, el TMEC y reforzar esta estrategia a través de políticas arancelarias que protejan al productor.

Garantizar precios justos y una sana competencia en el mercado se puede lograr por medio de instrumentos como lo es la política arancelaria entre el extranjero y México. Abastecer la demanda mundial también está sujeto a proyectos y programas para reactivar al campo mexicano e inyectar un adecuado financiamiento que permita garantizar una agricultura rentable, productiva y segura.

La autora

María Fernanda Juárez Cruz es alumna de la Licenciatura en Administración Financiera, del Tecnológico de Monterrey, Campus Querétaro. Este artículo es producto de su proyecto final en la asignatura “Finanzas personales y empresariales”. A01273945@itesm.mx

Asesor

Jorge Adrián Meyrán Woo. Director de Programa Académico de la Licenciatura en Administración Financiera. Departamento Académico de Contabilidad y Finanzas, de la Escuela de Negocios, Campus Querétaro.

Glosario

a) Superávit: Ocurre cuando el balance de una organización es positivo; los ingresos cubren de sobra los gastos.
b) Balanza comercial: Registro de las importaciones y exportaciones de un país durante un determinado período.
c) Inocuidad: Libre de peligro. Certeza de que un alimento no producirá alguna enfermedad.
d) Financiera rural: Organismo descentralizado de la Administración Pública Federal, que impulsa el desarrollo de medio rural mediante financiamiento.

Bibliografía

  • Arabuko News. (2017). ¿Qué es? la balanza agroalimentaria. 2020, de Grupo SACSA. Obtenido del sitio web: http://www.gruposacsa.com.mx/balanzaagroalimentaria-reporta/
  • Blog Hablemos del Campo, por Bayer. (2018). El año en que el campo salvó las finanzas públicas. 2020, de Bayer. Obtenido del sitio web:
    https://www.hablemosdelcampo.com/el-ano-en-que-el-campo-salvo-las-finanzaspublicas/
  • Equipo de Redacción Seminis. (2018). El gran potencial de la industria agrícola mexicana. 2020, de Seminis. Obtenido del sitio web:
    https://www.seminis.mx/el-gran-potencial-de-la-industria-agricola-mexicana/
  • García, A. (2020). Reporte del USDA hace volar precios del maíz. 2020, de El Economista. Obtenido del sitio web:
    https://www.eleconomista.com.mx/opinion/Reporte-del-USDA-hace-volar-preciosdel-maiz-20201004-0040.html
  • López, A. (2020). Sader: con recortes se hace lo que se puede. 2020, de La razón de México. Obtenido del sitio web: https://www.razon.com.mx/mexico/saderrecortes-81873
  • México ¿cómo vamos?. (2020). SEMÁFOROS SECTORIALES AGRICULTURA, GANADERÍA Y PESCA. 2020. Obtenido del sitio web:
    https://www.mexicocomovamos.mx/?s=seccion&id=195
  • Morales, R. (2019). México ingresa al top 10 de exportadores agroalimentarios. 2020, de El Economista. Obtenido del sitio web:
    https://www.eleconomista.com.mx/empresas/Mexico-ingresa-al-top-10-deexportadores-agroalimentarios-20190805-0122.html
  • Morales, R. (2020). Superávit agro de México con EU, en récord. 2020, de El Economista. Obtenido del sitio web:
    https://www.eleconomista.com.mx/empresas/Superavit-agro-de-Mexico-con-EUen-record-20200824-0004.html
  • Redacción de la Unión Nacional de Avicultores. (2020). Sector agroalimentario, el que más crecerá en 2020 pese a recortes. 2020, de Unión Nacional de Avicultores. Obtenido del sitio web: https://una.org.mx/sectoragroalimentario/
  • Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural. (2020). En el tema agropecuario estamos preparados para el T-MEC. 2020, de Gobierno de México. Obtenido del sitio web: https://www.gob.mx/agricultura/articulos/en-el-tema-agropecuarioestamos-preparados-para-el-t-mec?idiom=es
  • Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural. (2020). México y sus exportaciones. 2020, de Gobierno de México. Obtenido del sitio web:
    https://www.gob.mx/agricultura/articulos/mexico-y-sus-exportaciones?idiom=es

DEJA UN COMENTARIO

Por favor agrega un comentario!
Favor de ingresar tu nombre