Por Gabriela Faz

¿Cómo influyen las ciudades en el desarrollo de las sociedades?, es quizá, algo que aún no se ha cuestionado como es debido y que definitivamente se debe analizar a conciencia.

En México, el desarrollo urbano de las últimas décadas se ha caracterizado, lamentablemente, por un fuerte incremento en la demanda de infraestructura y servicios urbanos, pero a la vez, por un déficit en las capacidades institucionales para atender adecuadamente esas necesidades, lo que ha provocado un crecimiento desordenado y desigual que afecta directamente la calidad de vida tanto de los ciudadanos como del medio ambiente.

Sobre esto, la arquitecta María Elena de la Torre, profesora del Grupo de Investigación Desarrollo Territorial Sostenible y coordinadora del C_Lab región occidente, comentó que el urbanismo realmente ha existido desde que existen las urbes, y que hoy día es muy importante que todos los actores involucrados en el desarrollo de ciudades expandan su visión hacia una que genere estrategias interdisciplinarias y que integre en su quehacer a áreas como gobernanza, ciencia, análisis, estadística y optimización de recursos, por mencionar algunas.

“Lo que debemos promover es el desarrollo del pensamiento crítico, de una visión holística sobre lo que se requiere de las ciudades, y así generar trabajos interdisciplinarios para atender de forma eficiente las demandas de la sociedad desde diferentes perspectivas, como vivienda, equipamiento, transporte, gestión sostenible de recursos hídricos, conservación de áreas naturales y agrícolas”.

También recalcó que los profesionales del área de arquitectura y urbanismo deben ser capaces de entender las dinámicas de los territorios, de aportar soluciones que no dañen al medio ambiente, y de generar propuestas urbanas y de vivienda eficientes para los usuarios y para el entorno.

Por su parte, la arquitecta Nélida Escobedo Ruiz, coordinadora del C_Lab región norte, expresó su visión. “Nuestro país ha sufrido de ritmos acelerados de urbanización en los que las ciudades mexicanas han crecido de forma desordenada, lo cual ha traído grandes retos, como por ejemplo la contaminación, la segregación social, la mala calidad de vida e inclusive el tráfico intenso”.

Y en este sentido, reflexiona que la investigación en el área de la arquitectura y el urbanismo es clave y debe aplicarse para apoyar en la resolución de estos retos, destacando que, obviamente, estos procesos deben ser inclusivos y participativos.

Estrategias aplicadas a los territorios

Ambas investigadoras destacaron la visión de la Escuela de Arquitectura, Arte y Diseño, que se encuentra realizando acciones dirigidas a buscar soluciones a los problemas reales del país a través de la creación de un laboratorio nacional diseñado expresamente para ello.

El C_Lab es una iniciativa que tiene un año de estar conformada y que se encuentra presente en todo el territorio nacional a través de las cinco regiones en las que está constituido el Tec de Monterrey.

Su objetivo es incidir en los retos complejos de las ciudades desde una perspectiva de:

  • Sostenibilidad urbana
  • Gobernanza participativa
  • Diseño para la innovación social

Buscando ser el punto de convergencia entre instituciones, sector público, privado y social para la construcción de nuevos escenarios urbanos.

“Lo que se hace en el C_Lab es atender los retos que presentan las ciudades desde y con los recursos que genera el Tec”, comentó la Arq. de la Torre.

Esto significa que tenemos diferentes recursos, como el de la docencia, explicó, desde donde se forman alumnos con pensamiento crítico vinculados a retos o temas complejos que viven las ciudades.

“Hemos generado diplomados y cursos de educación continua para profundizar en temas de urbanismo de acuerdo a la nueva agenda urbana de las Naciones Unidas para atender los retos de las ciudades, así como también actividades de consultoría y de investigación, así es como ponemos a trabajar la maquinaria y recursos del Tec, enfocándonos a temas específicos de los retos que enfrentan las ciudades con vínculos reales con socios formadores, proyectos y atención a demandas coyunturales”.

Lograr mejores ciudades

Entre algunos de los proyectos que ya se están realizando están en el C_Lab de la región norte, se encuentran:

  • Análisis de la transformación física del entorno de las instalaciones de la Escuela para mejorar su relación con la calle
  • Proyecto de investigación aplicada sobre el potencial de regenerar barrios a través de la mejora de las escuelas.
  • Ejercicios académicos que abordan temas regionales, como, por ejemplo, la frontera entre México y Estados Unidos, que es una zona en la que existen fuertes flujos económicos, ecológicos y de personas que definen y dan forma al territorio y abren la posibilidad de proyectos que reconcilien lo común, en lugar de generar división.

“Nos interesa explorar cómo a través de las herramientas que proporciona la disciplina de arquitectura y urbanismo se pueden generar alternativas a los discursos prevalecientes, y que los alumnos puedan ver la relevancia de trabajar de manera interdisciplinaria para abordar estos temas tan complejos”, compartió la arquitecta Escobedo Ruiz.

Por otra parte, la Dra. de la Torre explica que en el C_Lab de la región occidente se han presentado propuestas sustentables ante diferentes entidades, como, por ejemplo, en el municipio de Zapotlanejo, donde se están realizando diversos proyectos bajo la visión de sustentabilidad y de gestión de recursos naturales hídricos y planteando propuestas de un urbanismo sostenible que se enfoca en proyectos que promueven la movilidad no motorizada, la recuperación de espacios públicos, y la generación de vivienda intraurbana  para evitar la dispersión.

“Con una metodología que hace un análisis del diseño urbano desde los elementos naturales, es decir, desde la topografía, sistemas acuáticos de la región (causes, arroyos y ríos), vegetación, usos del suelo, infraestructura de movilidad (carreteras, calles, caminos), vivienda y espacios públicos existentes, el equipo de profesores y alumnos que conformamos este laboratorio se investiga, analiza y transforma la información en mapas con evidencias y sustento, que se convierte en la base de las estrategias urbanas propuestas para mejorar el entorno, destacó la Arq. De la Torre.

Para concluir, la arquitecta Escobedo resaltó la importancia de la investigación para el desarrollo de las ciudades en el país.

“La investigación tiene un rol fundamental pues debería ser la base de cualquier propuesta de proyecto o política pública. Especialmente porque el fenómeno urbano es muy complejo e involucra a distintas temáticas y actores que se relacionan de forma dinámica e interdependiente.

Es a través de la investigación que se aportan las bases metodológicas y analíticas para entender estos procesos complejos y generar tanto propuestas integrales, como plataformas de diálogo que permitan llegar a consensos de una o varias visiones de ciudad”.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor agrega un comentario!
Favor de ingresar tu nombre