Por Gabriela Faz.


Incentivar a los alumnos para que sean autónomos, que tengan una mirada reflexiva con respecto a lo que les toca vivir en sus aulas, y que empujen la innovación desde sus propias necesidades para analizar el sistema educativo como experiencia de aprendizaje, es el objetivo del proyecto Educational dialogue and transformative learning in STEM subjects in Mexico and the UK en el que trabaja el profesor investigador Juan Manuel Fernández, y que busca construir una mirada crítica sobre el futuro de la educación, concretamente en la enseñanza de la ciencia a través de las materias STEM (Science, Technology, Engineering & Mathematics),

Se sabe que en un futuro cercano, el recurso humano especializado en áreas como energía, TIC, retail, construcción y manufactura, será el objeto del deseo de las áreas de Recursos Humanos en el país (fuente: http://www.forbes.com.mx/). Para lograr una plantilla suficiente de este tipo de especialistas, es necesario renovar la visión que se ha venido construyendo sobre la ciencia.

“En México se construye ciencia a partir de la conformación de comunidades de práctica, y procesos de participación legítima periférica, en la cual los aprendices se van adentrando hacia el dominio de las herramientas propias de su disciplina, y es a través de la construcción de relaciones con los expertos que se va introduciendo a los estudiantes a su campo de interés”, mencionó el Dr. Juan Manuel Fernández.

Es importante, sin embargo, analizar un problema que viene desde la educación básica, “los niños no reciben el énfasis necesario en temas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, por eso, en el momento de tomar una decisión en cuanto al camino a seguir en la educación superior, el porcentaje de alumnos interesados en las ciencias básicas e ingeniería es muy pequeño comparado con otras áreas de especialización, como la administración o la medicina”, destacó.

Hay una preocupación global sobre las cuatro materias STEM, en términos de mejorar su calidad de enseñanza y aprendizaje. Hay evidencia de que en la medida de que estas materias sean transmitidas y aprovechadas por los alumnos que cursan la educación básica, se afectará positivamente el desarrollo económico y social de las naciones.

Como muestra, según el Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos de la OCDE (PISA, por sus siglas en inglés), a los países que les va mejor en las pruebas de ciencias y matemáticas, son los que suelen tener un mejor desempeño económico.

Con este estudio, que realiza el Tecnológico de Monterrey en colaboración directa con la Universidad de Hull de Reino Unido, se trabaja a partir de una experiencia comparada, destacando las fortalezas de dos diferentes sistemas educativos, en una propuesta que garantice el mejoramiento de los procesos de enseñanza y aprendizaje de las materias STEM en escuelas de preescolar, primaria y secundaria de México y del Reino Unido.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor agrega un comentario!
Favor de ingresar tu nombre