Por José Ascención Hernández Hernández
Artículo de divulgación

“La contaminación ambiental se ha convertido en una amenaza inminente a la salud pública. La mala calidad del aire se esparce en nuestra urbe y las partículas están destruyendo vidas”, fue el comentario de un periodista en la televisión, cuando por varios días se sobrepasaron los niveles de contaminación permitidos por la norma ambiental en nuestra ciudad.

De acuerdo con datos de la organización mundial de la salud (OMS), Monterrey N.L. está considerada como el primer lugar en contaminación del aire entre los países latinoamericanos. La mayoría de las fuentes de contaminación del aire en nuestra ciudad se han asociado mayoritariamente con la actividad industrial, el uso de vehículos automotores, o simplemente por la extracción de materiales pétreos de montañas cercanas a la ciudad.

Las fuentes de emisión, son capaces de generar miles de toneladas de partículas de diferentes tamaños y composición a lo largo del tiempo. Así tenemos que pueden producir partículas menores (PM) a 10 micras (PM10) o menores a 2.5 micras (PM 2.5) o incluso más pequeñas.

¿Por qué son peligrosas estas partículas?

Una de las propiedades que las hacen peligrosas es su capacidad de penetración pulmonar, ya que las partículas más pequeñas alcanzarán sitios más profundos del pulmón (alveolos) y se aumenta la posibilidad de causar un daño directo a este órgano, además de ingresar a través de él causando daño en otros sitios del cuerpo. Otra propiedad, y quizá aún más relevante, es el tipo químico del contaminante o del grupo de contaminantes que están contenidos en ellas, ya que de ello depende el tipo de daño que causarán en los diferentes órganos.

Tomando en cuenta estos factores, es fácil entender por qué en diferentes partes del mundo se ha evidenciado una relación de la contaminación del aire con diferentes enfermedades. Algunas de ellas relacionadas con la función pulmonar como el asma, enfermedades cardiovasculares como infartos e hipertensión, alteraciones metabólicas como obesidad y diabetes, o padecimientos más graves y de rápida progresión como el daño neurológico o algunos tipos de cáncer.

Se estima que el costo social, en nuestra ciudad, ocasionado por la contaminación ambiental en general y no sólo por los provenientes del aire, afecta alrededor de 5000 personas al año causando o acelerando su muerte prematura al facilitar diferentes enfermedades, además del gasto por concepto de servicio médico y tratamientos.

Debemos recordar que para vivir no podemos dejar de respirar, alimentarnos o beber agua, por lo que además de las personas afectadas y que lamentablemente fallecerán, existe una cantidad igual o mayor de personas que se encuentran en diferentes etapas de desarrollo de la enfermedad, sin alguna manifestación médica evidente, y que en este momento se pueden intervenir para reducir el impacto en la salud.

La Biomedicina como solución a la contaminación

La solución de la contaminación ambiental parece ser obvia, y consiste en eliminar las fuentes de emisión, sin embargo, esto no sólo resulta difícil sino casi imposible en un corto plazo. Entonces, ¿qué podemos hacer para reducir el impacto a la salud? Una opción es qué desde la perspectiva de la investigación biomédica se promueva la apropiación social de la ciencia detonando en soluciones o estrategias de atención, mientras se reduce la emisión de contaminantes. Para esto es importante entender cuáles son los cambios del funcionamiento celular y sensibilidad que se tiene por la exposición a los contaminantes y otros xenobióticos, antes de la enfermedad y que pueden usarse para prevenir su desarrollo.

Con esta finalidad, en la Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud del Tec de Monterrey, se estableció un abordaje multidisciplinario incluyendo investigadores clínicos y básicos de los grupos de enfoque estratégico de Investigación en Cáncer y Genética Humana, además de colaboradores externos nacionales e internacionales para trabajar de manera colaborativa.

Como parte de estas investigaciones se han iniciado estudios de asociación de contaminación ambiental y diferentes enfermedades, como el estudio recientemente publicado sobre contaminación y labio leporino y paladar endido en niños. También se está trabajando para evaluar la asociación de los contaminantes ambientales derivados de hidrocarburos y plastificantes, así como el desarrollo y severidad de cáncer de mama.

Para soporte de estas actividades, fue propuesto y creado el Laboratorio Nacional de Medicina de Sistemas (LANMEDS-CONACYT), y con el liderazgo de los doctores Rocio Ortiz López y Augusto Rojas Martínez, se ha fortalecido la investigación biomédica con el objetivo de entender los mecanismos por los que se desarrolla una enfermedad y que pudieran servir para monitorear la progresion, o bien, proponer estrategias para prevenir o evitar el daño en el organismo, y así mejorar la salud de nuestra población.

Los proyectos de investigación actuales, no sólo se centran en estudiar los efectos de los contaminantes del aire, sino además de otras sustancias con exposición incidental o accidental muy frecuentes en nuestro medio. Dentro de las sustancias estudiadas resaltan los efectos del consumo de alcohol y sustancias de abuso sobre el desarrollo prenatal, el uso del cigarro como causante de adicción y cáncer de pulmón, los modificadores del sistema endócrino, medicamentos y productos de belleza en enfermedades de alta prevalencia en nuestro entorno como son la diabetes, obesidad y cáncer.

Sobre los investigadores

Dr. José Ascención Hernández Hernández. Doctor en Ciencias con especialidad en Farmacología (CINVESTAV-IPN), Especialista en Metabolómica por la Universidad de Birmingham UK, Profesor Investigador en el Grupo de Investigación y Enfoque Estratégico de Investigación en Cáncer. Miembro del Sistema Nacional de Investigadores Nivel 1. j.a.hernandez@tec.mx

Dra. Rocío Ortiz López. Doctora en Ciencias con especialidad en Biología Molecular e Ingeniería Genética (UANL), Líder y Profesor Investigador del Grupo de Enfoque Estratégico de Investigación en Cáncer. Miembro del Sistema Nacional de Investigadores Nivel 3. rortizl@tec.mx

Dr. Augusto Rojas Martínez. Doctor en Ciencias con especialidad en Biología Molecular e Ingeniería Genética (UANL), Líder y Profesor Investigador en el Grupo de Investigación y Enfoque Estratégico en Genética Humana. Miembro del Sistema Nacional de Investigadores Nivel 3. augusto.rojasmtz@tec.mx

Para saber más

Gasca-Sanchez FM, Santos-Guzman J, Elizondo-Dueñaz R, Mejia-Velazquez GM, Ruiz-Pacheco C, Reyes-Rodriguez D, Vazquez-Camacho E, Hernandez-Hernandez JA, Lopez-Sanchez RDC, Ortiz-Lopez R, Olvera-Posada D, Rojas-Martinez A. (2019) Spatial Clusters of Children with Cleft Lip and Palate and Their Association with Polluted Zones in the Monterrey Metropolitan Area. Int J Environ Res Public Health. 2019 Jul 12;16(14). pii: E2488. doi: 10.3390/ijerph16142488.

Jesús Santos-Guzmán, Claudia Madrigal-Ávila, José Ascención Hernández- Hernández, Gerardo Mejía-Velázquez, Irma Elisa Eraña-Rojas, Leticia Elizondo-Montemayor, Luis Villela, (2014) Una década de monitoreo de plomo en sangre en niños escolares del área metropolitana de Monterrey, NL Salud Pública de México, [S.l.], v. 56, n. 6, p. 592-602, ISSN 1606-7916. Disponible en: <http://saludpublica.mx/index.php/spm/article/view/7385/10505>. doi:http://dx.doi.org/10.21149/spm.v56i6.7385.

Hernández, J. A., López-Sánchez, R. C., & Rendón-Ramírez, A. (2016). Lipids and Oxidative Stress Associated with Ethanol-Induced Neurological Damage. Oxidative medicine and cellular longevity, 2016, 1543809. doi:10.1155/2016/1543809

Wei, Y., Zhang, J., Li, Z., Gow, A., Chung, K. F., Hu, M., Sun, Z., Zeng, L., Zhu, T., Jia, G., Li, X., Duarte, M., Tang, X. (2016) Chronic exposure to air pollution particles increases the risk of obesity and metabolic syndrome: findings from a natural experiment in Beijing. FASEB J. 30, 2115–2122. www.fasebj.org

Rosa del Carmen Lopez-Sanchez, Victor Javier Lara-Diaz, Alejandro Aranda-Gutierrez, Jorge A. Martinez-Cardona, and Jose A. Hernandez, (2018), HPLC Method for Quantification of Caffeine and Its Three Major Metabolites in Human Plasma Using Fetal Bovine Serum Matrix to Evaluate Prenatal Drug Exposure, Journal of Analytical Methods in Chemistry, Volume 2018, Article ID 2085059, https://doi.org/10.1155/2018/2085059

Dean E. Schraufnagel, John R. Balmes, Clayton T. Cowl, Sara De Matteis, Soon-Hee Jung, Kevin Mortimer, BChir, Rogelio Perez-Padilla, Mary B. Rice, Horacio Riojas-Rodriguez, Akshay Sood,  George D. Thurston, Teresa To, Anessa Vanker, and Donald J. Wuebbles,  (2019), Air Pollution and Noncommunicable Diseases, A Review by the Forum of International Respiratory Societies’ Environmental Committee, Part 2: Air Pollution and Organ Systems, CHEST; 155(2):417-426

Spatial Clusters of Children with Cleft Lip and Palate and Their Association with Polluted Zones in the Monterrey Metropolitan Area. International Journal of Environmental Research and Public Health. 2019-07-12 | journal-article DOI: 10.3390/ijerph16142488.

Mala calidad del aire: http://www.info7.mx/locales/contaminacion-mas-grave-que-en-la-cdmx-respira-nl-aire-envenenado/2528398 accesado 30 septiembre 2019.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor agrega un comentario!
Favor de ingresar tu nombre