Por Gerardo Espinosa Garza
Artículo de divulgación

Lo hemos comprobado científicamente: la semilla del melón contiene nutrientes que aportan grandes beneficios a la salud.

Tras realizar varios experimentos en el laboratorio, se demostró que dichas semillas contienen altas dosis de ácido linoleico, una sustancia que regula la producción de hormonas, mejora el funcionamiento neuronal, fortalece el sistema inmunológico y reduce el colesterol, previniendo así algunas enfermedades cardiacas.

Este trabajo surgió como una propuesta de investigación de un grupo de alumnos del Tec de Monterrey, Campus Monterrey, inscritos en el curso “Viabilidad de proyectos”, en donde se pretende evaluar la viabilidad técnica, de mercado, económica y financiera de cualquier empresa que pretenda producir suplementos alimenticios a partir de semillas de melón. En este artículo se exponen los hallazgos descubiertos a través de una investigación experimental, en la cual se pudo confirmar que, efectivamente, las semillas de melón contienen nutrientes en cantidades importantes y que su consumo no es dañino para la salud humana, sino al contrario, aporta grandes beneficios.

Como parte de la investigación experimental, se realizó un proceso de deshidratación de las semillas para poder llevar a cabo exámenes de laboratorio, incluyendo una cromatografía, un estudio de ácidos grasos y el contenido de minerales.

La investigación experimental incluyó deshidratación de las semillas, cromatografía, estudio de ácidos grasos y minerales

Estos exámenes confirmaron los contenidos nutricionales de las semillas, dando paso al diseño del producto final, que en este caso se definió como una barra saludable. Para producir este suplemento alimenticio, se realizó un estudio técnico en donde se consideró la maquinaria, los equipos, recursos humanos, entre otras necesidades. Además se llevó a cabo un estudio económico y financiero en donde se establecieron los costos unitarios de producción y se efectuó un análisis económico y financiero para determinar la viabilidad del proyecto.

 

 

 

 


Figura 1. Extracción del material graso de la semilla de melón


CONTENIDO NUTRICIONAL DESCUBIERTO
La materia grasa encontrada en la semilla de melón se determinó de acuerdo a una extracción por medio del método Soxhlet durante un tiempo de nueve horas. Para la extracción se utilizó mezcla hexano: acetona (85:15).

TABLA No. 1

Muestra

Identificación

Volumen de solvente

1 Semilla de melón

200 ml

 

Se pesó la muestra y se colocó en un cartucho hecho de papel filtro. Posteriormente se pesó el matraz.

TABLA No. 2

Muestra

Peso de la muestra (gr) Peso de matraz (gr)
1 35.02

111.333

 

Una vez terminada la extracción se concentró la muestra con ayuda de un rota-vapor, a una temperatura de agua de baño María de 50 grados centígrados. Posteriormente se pesó el matraz con el fin de saber el peso y porcentaje del aceite extraído.

TABLA No. 3

Muestra

Peso matraz sin aceite (gr) Peso matraz
con aceite (gr)
Peso aceite (gr) Porcentaje material graso % (p/p)
1 111.333 125.111 13.778

39.3432

 

El contenido de material graso de la semilla de melón fue de 39.34% en peso, y a través de una cromatografía se determinó el perfil de ácidos grasos y metabolitos secundarios, y el porcentaje peso a peso.

Ácido
palmítico

Ácido esteárico Ácido oleico Ácido linoleico Ácido linolelaídico Ácido alfa linolenico Resveratrol
3.82 2.1 4.7 35.48 < 0.1 < 0.1

0.1

Concentración de ácidos grasos y metabolitos secundarios (mg/g) de la muestra deshidratada y tamizada a 150 micras.

GRANDES BENEFICIOS
Como se puede observar, la semilla de melón contiene un alto porcentaje de ácido linoleico, una sustancia que puede intervenir en la conformación de las membranas celulares y en la producción de hormonas; además, mejora el funcionamiento neuronal y previene enfermedades.

Asimismo, el ácido linoleico también fortalece el sistema inmunológico, incrementando las defensas del cuerpo contra agentes patógenos, y se reconoce su capacidad de protección contra los malestares que afectan las vías respiratorias, así como su capacidad de compensar y reducir el colesterol, restringiendo algunas enfermedades cardiacas.

———————————-

El autor de este artículo estudió Ingeniería Química, tiene una maestría en Medio Ambiente y es doctor en Ingeniería con una tesis sobre descontaminación de circuitos hidráulicos. Ha producido más de 40 avances tecnológicos, ha publicado una diversidad de artículos en revistas indexadas y tiene cuatro patentes publicadas. Actualmente desarrolla otra patente sobre descontaminación de metales a través de productos orgánicos.

Esta investigación fue presentada hace dos meses en el Congreso Internacional de Agricultura y Ciencias Biológicas en Hangzhou, Zhejiang, China (www.absconf.org). Dicho trabajo será publicado próximamente en IOP Conference Series: Earth and Environmental Science (EES), indexado por Scopus. gespinos@itesm.mx

1 COMMENT

DEJA UN COMENTARIO

Por favor agrega un comentario!
Favor de ingresar tu nombre